Procedimientos estéticos faciales

A continuación, le presentamos una rápida comparación de los tratamientos más populares disponibles. Asegúrese de investigar a fondo el tratamiento elegido antes de comprometerse; consulte a un cirujano competente (siempre es mejor tener un certificado por el Consejo), examine sus motivaciones y tenga expectativas realistas del resultado.

Botox

Como tratamiento antienvejecimiento, el Botox ha tenido un éxito asombroso. La forma cosmética de la toxina botulínica, ahora es una inyección no quirúrgica común que reduce temporalmente las arrugas, las líneas de expresión, los pliegues de la frente y las «patas de gallo». También se ha utilizado para tratar las arrugas y la piel suelta en la región del cuello. El Botox paraliza temporalmente los impulsos nerviosos y los músculos que causan las arrugas y les da una textura más suave. Sin embargo, los efectos del tratamiento no son permanentes, durando entre tres y ocho meses. El otro problema es que con tratamientos repetidos, el Botox puede hacer que los músculos se atrofien, llevando a efectos de «cara congelada» (que no parecen molestar a la mayoría de las celebridades).

Restylane

Considerado más duradero que el Botox, Restylane es un ácido hialurónico sin origen animal. La FDA ha aprobado Restylane como una inyección cosmética para los tejidos faciales subdérmicos. Se utiliza comúnmente para el aumento del tamaño de los labios. Se supone que Restylane está disponible en más de 70 países y ha sido utilizado por más de 1.4 millones de personas sólo en los Estados Unidos. Al igual que el Botox, Restylane se inyecta debajo de las arrugas y pliegues faciales. Durando de unos pocos minutos a una hora, el procedimiento es no invasivo, y la menor hinchazón de los pinchazos de la aguja desaparecerá después de tan sólo 3 días. Algunos cirujanos piden a los pacientes que regresen dos o tres semanas después para una nueva evaluación y un «retoque» si es necesario.

Tratamientos con colágeno

Uno de los componentes estructurales importantes de la dermis (la capa debajo de la piel) es una proteína llamada Colágeno. Entre otras muchas cosas, el colágeno le da a la piel fuerza y flexibilidad. Desafortunadamente, después de los 35 años, la producción de colágeno disminuye a razón de un 1% anual, dejando gradualmente la piel arrugada y flácida. El tratamiento de reemplazo de colágeno implica inyectar pequeñas cantidades de colágeno para rellenar la piel flácida, generalmente en la región de la cara.

 

Radiofrecuencia facial

 

La radiofrecuencia facial es otro procedimiento cosmético seguro y no invasivo que promete no usar inyecciones. Está clínicamente probado que ayuda a suavizar la piel, restaurando su firmeza juvenil. Durante el tratamiento Thermage, las capas superiores de la piel se protegen con un aerosol refrescante mientras que la energía de radiofrecuencia calienta el colágeno en las capas inferiores. Esta acción de calentamiento hace que las estructuras profundas de la piel se tensen inmediatamente. Con el tiempo, el nuevo colágeno crece para tensar aún más la piel.

Lifestyle Lift

Otro procedimiento bastante conocido disponible en los Estados Unidos es el enfoque de Lifestyle Lift® para el rejuvenecimiento facial. El Lifestyle Lift es una opción de miniestiramiento facial realizado en una oficina de Lifestyle Lift bajo anestesia local. Se utiliza para remediar condiciones tales como:

* Traer de vuelta la línea de la mandíbula

* Reducir las arrugas y las líneas del entrecejo

* Eliminar el exceso de grasa

* Tensar los músculos caídos y tensar la piel de la cara y el cuello.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *